Rebalanceando Tus Activos

Ésta entrada forma parte de la serie “Hoja de Ruta hacia la Independencia Financiera”

La mayor parte de las veces, lo que separa el éxito del fracaso, estará ligado a tu asignación entre activos – cómo están repartidas tus inversiones entre las categorías de activos como acciones, bonos, propiedades inmobiliarias y metálico. Incluso de manera más significativa, la asignación de activos es uno de los factores de la inversión que puedes controlar con mayor grado de certidumbre. Uno nunca estará seguro de si compra o vende las acciones correctas en el momento adecuado. Pero puede estar seguro del porcentaje de acciones, bonos y otras clases de activos de su cartera.

carteradiversificada2
Así que eligiendo una apropiada mezcla de inversiones para tu horizonte temporal personal y una tolerancia al riesgo, pueden ser claves para maximizar tus rendimientos mientras reduces tu exposición al riesgo. Aunque hay muchos artículos sobre las diversas asignaciones de activos, hay mucha menos literatura de los detalles de mantener ese balance (rebalanceo) ya que el mercado es cíclico a lo largo del tiempo. Por Rebalanceo entendemos mover parte de un activo a otro para seguir manteniendo el mismo objetivo de porcentaje de cada clase de activo en cartera. Imagínate que hay un año buenísimo para las acciones, y tenías asignado un 70% inicial de tu cartera a Acciones, pero ahora anda por el 80%, el acto de rebalanceo te hará vender Acciones para comprar otra clase de activos y así volver a tener el % de acciones que tenías como objetivo inicial. De esta manera vendes los activos que “están calientes” y compras los activos que están baratos.

¿Por Qué rebalancear? Años de investigación y de experiencia práctica indican que las clases de activos tienden a comportarse de manera diferente, con ciclos independientes. Un activo puede venirse arriba unos años y luego otro activo toma su lugar. Por ejemplo, en la historia reciente, de 2005 a 2007 las acciones internacionales fueron la clase de activo que mejor rentabilidad tuvieron, luego en 2008, con el crash, fueron los peores. Sin embargo los bonos fueron el mejor activo ése año, aunque en 2009 les fue mal. Al rebalancear, te aseguras que la volatilidad de tu cartera se mantiene más baja que si tuvieras todo invertido en una clase, mucho mejor para tu salud y tolerancia al riesgo

LISTA de ACCIONES

  • No rebalancees muy frecuentemente (menos de 1 año). No rebalancees si la cuenta en la que tienes los activos está sujeta a impuestos (en fondos de pensiones normalmente puedes rebalancear sin problemas)
  • No te preocupes mucho de pequeñas variaciones de los porcentajes de los objetivos, entiéndase por pequeña hasta un 5% de desviación respecto a los objetivos.
  • Haz la mayor parte del rebalanceo mediante la adición de nuevo dinero or reinvirtiendo los dividendos comprando aquellos activos que están por debajo del objetivo. (o vendiendo los ganadores si la cuenta no está sujeta a impuestos)
  • Si un activo, especialmente acciones individuales o algún sector ha dado varios años seguidos rentabilidades de dos dígitos, lo normal es que se relaje y vuelva a la media las rentabilidades de ese activo, así que piensa en vender parte si quieres

Siguente entrada de la serie: Tu Indicador de Retiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *