Diversificación a Través de Distintos Activos

Ésta entrada forma parte de la serie “Hoja de Ruta hacia la Independencia Financiera”

El Cambio – repentino, impredecible y dramático- ha sido demostrado una y otra vez a lo largo de la historia, tanto si son cambios en aspectos políticos, económicos, globales o personales, el cambio es inevitable e impredecible. Entender ésto y grabarlo a fuego en nuestra conciencia, es la filosofía que nos llevará a darnos cuenta de que una diversificación apropiada es la clave de la seguridad y el mantenimiento de la riqueza en épocas difíciles. No hay que poner todos los huevos en la misma cesta, simple y llanamente.

carteradiversificadaTu diversificación deberá estar basada en la variedad de activos, repartir tus inversiones entre varias clases diferentes de activos como pueden ser Acciones (fondos), Bonos, Propiedades y Metálico. La diversificación entre activos es el pilar de la inversión, y ésta repartición irá principalmente en función de tu tolerancia al riesgo. Tu capacidad de afrontar el riesgo es función de tus recursos emocionales y económicos. Tus capacidades emocionales te darán la fuerza para no entrar en pánico cuando uno de tus clases de activos tiene un mal año, o varios. Y tu capacidad financiera te dará la capacidad para aguantar los inevitables ciclos de mercado en tus inversiones.

Hay multitud de perfiles de riesgo, tanto como inversores, van desde los estudios detallados (preguntas psicológicas y ejemplos de reacción ante situaciones) hasta las reglas más simples. Personalmente, prefiero las simples, después de todo, el perfil es altamente subjetivo hasta que experimentamos realmente un severo ciclo del mercado, es entonces cuando de verdad vas a conocerte a ti mismo en términos económicos.

LISTA de ACCIONES

  • Elige el porcentaje de bonos que has de llevar en cartera mediante alguna de las siguientes reglas:
  • Pregúntate qué porcentaje de tu cartera serías capaz de ver disminuir sin entrar en pánico. Dobla la respuesta, resta de 100 ésa cifra y considéralo como tu porcentaje de bonos
  • O bien, considera tu edad y redondeado al múltiplo de 5 o 10 más cercano (p.e. 32 años–>30%)
  • O si ya tienes cierta edad y eres un inversor experimentado, puedes considerar un 50/50 de proporción entre acciones y bonos de tu cartera (no hace falta ir a un porcentaje mayor al 50% en principio aunque tengamos 60 o 70 años) [personalmente tengo un 30% asignado a bonos]
  • Analiza tu asignación a acciones o fondos zonales (Fondos Europeos, p.e.) [personalmente 1/3 de la asignación de Acciones y a VEUR]
  • Analiza tu asignación a acciones o fondos internacionales (Fondos Internacionales, p.e.).[personalmente 2/3 de la asignación de acciones y a VWRL]
  • Analiza tu asignación restante a Propiedades [Personalmente a día de hoy nada,  pero si al final me compro una casa, pasará a serlo].

Siguente entrada de la serie: Rebalanceando tus Activos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *