Comprar una Vivienda es una Mala Inversión

España es uno de esos países que tiene una cultura de compra de viviendas bastante arraigada en la sociedad (sino que se lo digan a la crisis  del ladrillo) con casi un 80% de propietarios. Así que sé que éste post puede generar bastante controversia y me acabéis poniendo en la pica por lo que voy a escribir, pero me parecería interesante que hiciéramos un ejercicio mental juntos antes de echarme a los leones.

viviendamalainversion

Imaginad que hemos quedados con unos amigos a tomar unas cañas y nos ponemos a hablar de inversiones, y de repente a alguno se le ocurre un juego a modo de entretenimiento, “¿Por Qué no ideamos cuál podría ser la peor inversión que podemos imaginar? Cómo creéis que sería?

 Ok, pues empecemos con la lluvia de ideas:

  •  No debería ser sólo una inversión inicial, sino un continuo sumidero de dinero para los ahorros del propietario.
  •  Debería carecer de liquidez. Algo que lleve semanas o meses vender.
  •  Debería ser caro de comprar y vender, Altos costes de transacción, algo así como un 5% con cada compra/venta 
  • Debería ser complejo de comprar o vender, que tenga una gran cantidad de costes extra escondidos y documentos que tengamos que firmar y pagar un extra por ellos también.
  • Deberá dar bajos rendimientos, menos que la tasa de inflación si es posible.
  • Deberá ser hipotecable. Le podemos hacer pagar intereses por los préstamos, y con un poco de persuasión, podemos hacer que pidan prestado incluso más que el valor inicial para otras cosas en las que estén interesados .
  • Deberás poder apalancarte pidiendo más créditos. Así haremos que la gente pierda los pocos rendimientos que pueda ofrecerles. Si el precio del activo sube, el apalancamiento magnificará  esto y la gente se convencerán asimismo de que es una buena inversión! Además la mayoría no considerarán que el apalancamiento supone un alto riesgo y podría dejarles sin blanca…
  • Ha de ser improductivo, idealmente ésta inversión no debería dar ningún tipo de interés o dividendo al propietario
  • Debería ser estático. Si podemos fijarlo a sólo un punto geográfico, nos aseguraremos que solo un pequeño grupo de compradores interesados en la inversión exista, ayudando a su falta de liquidez.
  • Ha de seguir la misma suerte que el país donde esté localizado, o ciudad, o pueblo o barrio! Imagina que nuestra inversión pudiera de alguna manera atar a su propietario al destino de un lugar en concreto. Tendría un riesgo enorme! Imagínate que las industrias / oficinas de alrededor quiebran, o mafias viniendo a las cercanías de ésta inversión, o una subida increíble unilateral de impuestos por parte del gobierno o un desastre medioambiental cercano, por poner un ejemplo. Tendríamos una inversión que no solamente está limpiando los ahorros del que invierte, sino que además su deterioro continua si el propietario pierde su trabajo y otras fuentes de ingresos!
  • Debería ser una inversión que obligue a su propietario a quedarse en un punto geográfico. Eso limitará sus opciones y les hará dóciles de cara a sus jefes!
  • Ha de ser caro. Idealmente lo haremos tan caro que representará un porcentaje desproporcionado del capital de una persona. Nada como hacer que ésta inversión se lleve todo el dinero del propietario y le evite al mismo de diversificar con otros activos, incrementando de esta manera el riesgo!
  • Ha de ser caro de mantener. Hay que asegurarse de que ésta inversión sea un sinfín de gastos de mantenimiento y reparación sin los cuales podría perderse la totalidad de la misma
  • Ha de ser frágil y que el clima, fuego o vandalismo pueda fácilmente romperlo. Y para hacerlo mejor, añadiremos un seguro bien caro para cubrir éstos riesgos. Asegurando que aquellas riesgos más comunes no estén realmente cubiertos. Pero lo esconderemos en la letra pequeña y cobraremos un buen extra si algún listillo lo quiere cubrir.
  • Debe ser sometida a impuestos de compra-venta, y cuantos más mejor. Si por alguna razón sube en valor, pagarán más impuestos por éste hecho, y si bajan de valor pues no les permitiremos que se deduzcan de las pérdidas, como si pueden hacer con otras inversiones.
  • Debe ser re-sometida a impuestos. Hay que dar de comer al estado, autonomías y ciudades, no le apliquemos impuestos sólo a la compraventa, apliquémosle un impuesto anual por tenerlo, el cual subiremos si consideramos que ha aumentado de valor, pero que no bajaremos si es el caso contrario.
  • Debería ser algo que nunca “realmente” te ha de llegar a pertenecer. Ya que vamos a dar al gobierno el poder de poner los impuestos que quieran cada año, la propiedad de ese activo es realmente relativa, el gobierno te permitirá usar el activo, mantenerlo, pagar todos los costes asociados siempre y cuando pagues el “alquiler anual” (o impuestos). En ese caso se le dejará quedarse con ese activo…hasta que decidamos quitárselo.
  • Debe ser expropiable, si por ejemplo el estado decide que es necesario arrebatartelo de tus manos por el bien común y pagarle un valor muy inferior al de compra o al que le corresponde a modo de compensación.

 Vaya! Pues parece que ha salido una lista bastante larga! Si viera cualquier inversión como esa saldría corriendo como de la peste, de hecho creo que no se le podría ni siquiera llamar inversión en absoluto.

 Tambíen hay que tener en cuenta que el verdadero reto de ésta “inversión” será hacer que alguien pique. Pero es posible, de hecho podemos hacer que no sólo compren ésta inversión, pero que lo hagan llenos de esperanza y como si fuera un derecho inalienable!

Como véis tal vez después de este post os haya abierto un poco los ojos respecto a esa inversión si inicialmente la teníais como dogma que todo el mundo DEBE hacer.

 Antes de que empecéis con los ataques a mi persona, es evidente, por desgracia, que en función de las circunstancias de cada uno, deberemos o alquilar o comprar, de ahí que en futuros posts analizemos cuando sale mejor una opción o la otra, lo que debéis es eliminar de la cabeza el dogma de tener una casa en propiedad SI o SI y hagáis las cuentas primero de lo que os conviene, de hecho, en el momento de escribir éste post, los tipos de interés están por los suelos y mejora mucho el cálculo hacia la opción de compra con respecto a lo que había hace unos 10 años ya que nos estarían prestando dinero a un interés muy bajo.

 Moraleja: Una vivienda no es una inversión (salvo honrosas y raras excepciones), antes que “invertir” en una vivienda, hay mejores activos que harán trabajar tu dinero.

Un comentario en “Comprar una Vivienda es una Mala Inversión”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *